lunes, 14 de enero de 2013

Marina Cudeyo 3-4 Naval

Campeones de Invierno. Esa es la mejor lectura que se puede sacar de este fin de semana. El Solares no pasó del empate frente al Bezana B y los reinosanos consiguieron una nueva victoria en un partido loco en su visita al Marina Cudeyo. Tras 3 semanas sin competición llegaba el primer partido de 2013 para los nuestros, donde era importante conseguir la victoria para mantener las buenas sensaciones con las que se acabó 2012 y de paso, tratar de ampliar la distancia con los equipos perseguidores en la lucha por las plazas que dan derecho al ascenso.
El once navalista estuvo formado por:
Adrián, Edu, Chalo, Marcos, Borja, Bertuco, Cabezas, Checho, Mencía, Javo y Carlos.
De los 7 goles que se vieron en el partido 6 se consiguieron en la primera parte. Ya la primera de las ocasiones claras se produce a los 10 minutos cuando un defensor local agarra con los dos brazos a Carlos dentro del área y lo derriba. El colegiado señala penalti que es transformado por el propio Carlos.
Los visitantes continuan dominando el partido con buenas combinaciones y tocando la pelota con criterio, hasta que Edu, que se había incorporado al ataque, realiza un centro chut desde la esquina del área que Checho muy atento acierta a rematar a la red en el segundo palo. Minuto 20 y 0-2.
Los locales consiguieron reducir distancias en el marcador y posteriormente empatar el partido. El primero de sus tantos llega en un córner a favor de los reinosanos saliendo a la contra. Los visitantes no fueron capaces de cortar la jugada con una de esas faltas tácticas y el extremo local acierta a driblar a Adrián para colar el balón en el fondo de las mallas. Pocos minutos después en un desajuste defensivo un pase desde la banda raso y medido es rematado a la red por un atacante local que se aprovechó de un despiste de la zaga en el marcaje. Corría por lo tanto el minuto 35 y el resultado era de empate a 2 goles. La sensación era de dos goles regalados, aunque lejos de desistir se continuó tocando el balón con coherencia. De esta manera llega el tercero de los nuestros, con un gran lanzamiento de falta de Diego Cabezas que pega en la escuadra y bota en la línea. El balón queda suelto y es Javo quien se lanza para marcar de cabeza y poner a los campurrianos nuevamente en ventaja.
Cuando ya parecía que nos iríamos al descanso un pase medido de Cabezas es aprovechado por Carlos para poner el cuarto tras un primer remate que el guardameta rechaza.
Con todo esto se llego al descanso, tras una primera parte llena aciertos e imprecisiones donde la mayor pegada de los nuestros se hizo patente en el marcador.
Tras la reanudación la tónica del partido continuó por el mismo camino. Sin embargo en el minuto 55 los locales reducen distancias en una jugada en la que los reinosanos reclamaron hasta dos fueras de juego que el árbitro no señala. El entrenador visitante comenzó a mover el banquillo dando entrada a Ivo y Diego, en sustitución de Chalo y Javo. Con una mínima ventaja el partido se le puso más cuesta arriba a los visitantes cuando un atacante local se marcha sólo ante el portero y Borja lo agarra fuera del área con las dos manos. El colegiado señaló falta y dado que no fue capaz de identificar al autor, expulsa a Ivo simplemente por ser el jugador que más cerca le queda. Esta jugada fue la acción definitiva que confirmó que el partido estaba siendo dirigido por un señor que apenas conocía las normas de este juego y que además de encontrarse mal asistido en las bandas, sólo hacía caso de los auxiliares cuando se le ocurría.
Con uno menos el Naval despareció prácticamente en ataque y se limitó a contener los balones en largo de los locales, que tuvieron su mejor ocasión en un remate de volea desde fuera del área que Adrián consiguió mandar a córner con una espectacular parada. López realizó el último cambio, dando entrada a Ramiro en lugar de Mencía. Desde ahí hasta el final el partido se resumió en un quiero y no puedo del Marina y en una nueva exhibición del árbitro que expulsa a Cabezas por dos amarillas en 15 minutos, tras cometer una falta en medio campo en la que estamos seguros que cualquier otro colegiado no habría mostrado la cartulina.
Partido que dió para mucho por lo tanto el vivido en la tarde del domingo, que gracias al resto de resultados de la categoría permite a los nuestros colocarse líderes y lograr el anecdótico campeonato de invierno, colocándose a 6 puntos del cuarto clasificado.
La próxima jornada, primera de la segunda vuelta, toca jugar nuevamente fuera de casa y viajar hasta Unquera, donde el también recién descendido Deva logró derrotar al Limpias por 2-1, marchando en estos momentos en la sexta posición. El partido se disputará el sábado 19 a las 15:45h.
Mientras el equipo juvenil jugaba su partido el domingo por la mañana.
El equipo astillerense de la Marisma se convirtió en presa fácil para nuestro equipo que pese a encajar un gol en el primer minuto de partido, dos minutos después ya lo empató. Tres puntos de oro gracias a un partidazo de los nuestros que golearon por 2 a 5 sobre una auténtica marisma como se puede ver en la foto, que no fue obstáculo para ver un bonito partido.


Los tantos de los nuestros fueron obra de Marcos, Juan Carlos (2), Cárdenas y Christian. Los seguidores navalistas, que como siempre son los familiares directos de los jugadores sufrieron incluso más que en San Francisco el frío húmedo que no cesó durante toda la mañana del domingo. Y la próxima semana volverán a viajar con la misma ilusión un poquito más lejos como es Solares. El partido se jugará el domingo 20 a las 12:45h.
¡Aúpa Navaluco!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada